Durante el confinamiento y después de que se cancelaran las clases para evitar la propagación del nuevo coronavirus, los profesores han tenido que idear diferentes formas para continuar impartiendo sus clases a los alumnos. Paco Pajuelo, un profesor de Sociales en el Instituto Siglo XXI de Sevilla, en España, decidió seguir dando sus clases de una forma curiosa y divertida.

Es que el colegio donde trabaja está calificado como “de difícil desempeño” y las perspectivas de que los alumnos cumplieran las metas eran muy pocas. “Ellos no cuentan con ordenadores portátiles y es imposible seguir unas clases telemáticas como se están haciendo en centros normalizados”, contó. Lo que más le preocupaba a este profesor era que “se rompiesen vínculos entre el centro y los alumnos, que tienen tendencia a ser absentistas”, aseguró para El Periódico.

Por ello, el profesor de 33 años decidió abrir varias cuentas en diferentes redes sociales y hacer una gran variedad de videos en los que explica el contenido de su asignatura disfrazado de personajes históricos.

Al principio, comenzó a pasarles unos cuestionarios en las Stories, que duran 24 horas, relacionados con el programa lectivo. Después introdujo Tiktok con explicaciones breves, dinámicas y divertidas. El éxito fue repentino, incluso entre alumnos de otros centros.

“Cada personaje lleva un mensaje más allá de los datos biográficos. Velázquez habla de la historia del arte universal. Fue muy viral e incluso el Museo del Prado vio el vídeo. Seguí con Napoleón, que afirma que tras resucitar no confiaba en la guerra. Después me atreví con Cleopatra para hablar de la mujer en la historia y desmontar el tópico de que solo es una reina que tenía la cara bonita y se bañaba en leche”, enumera uno por uno en diálogo con el Huffingtonpost.

Un gran punto de inflexión, afirma el medio español, se produjo con Cleopatra, el primero femenino que interpreta. Su reina de Egipto desmonta el mito de la que es conocida por su perfecta nariz, sus baños en leche de burra y su relación con Marco Antonio. La Cleopatra de Pajuelo escribió tratados de Filosofía, fue científica y política y se pregunta qué hubiese ocurrido si en lugar de una mujer hubiese sido hombre. “Tiene ese mensaje de la posición de la mujer en la historia, que tanto se debate ahora”, afirmó.

Con Beethoven, introdujo la traducción al lenguaje de signos con la colaboración de una compañera: “La moraleja que quería trasladar es que los límites te los marcas tú. Beethoven, uno de los compositores más importantes de la historia de la música, era sordo”.

Tras el éxito de esta iniciativa, su próximo objetivo es hacer posible un proyecto basado en proyecciones audiovisuales en el que participe toda la clase para que aprendan valores sobre cómo trabajar en equipo o repartir responsabilidades. “Mi caballo de batalla es conseguir la dignidad para mi alumnado”, sostiene.

Su perfil en Instagram, se llama Sociales_XXI y acumula ya más de 3.300 seguidores.

Fuente: Infobae.com