Meta y Google recortan planillas recurriendo a los “despidos silenciosos”

El clima económico lleva tiempo planteando recortes de gastos en las empresas, y hace ya tiempo que varias grandes tecnológicas declararon que ralentizarían las contrataciones. Resulta que no solo está pasando eso: según The Wall Street Journal ahora están recortando planillas. O lo que es lo mismo: están despidiendo a gente, aunque prefieren no hablar demasiado claro de ello.

Adiós a las vacas gordas

En los últimos tiempos las cosas no están yendo bien para los trabajadores de grandes tecnológicas. Amazon mandó a la calle a 100.000 empleados durante el verano, y antes de eso en Netflix o Twitter se vieron también despidos masivos de planilla. Tras las vacas gordas se vio que las planillas estaban sobredimensionadas, y poco a poco todas están reajustando ese recurso.

El padre de Facebook está buscando reducir los costos en al menos un 10%, dijeron personas familiarizadas con los planes, mientras que Google ha requerido que algunos empleados soliciten nuevos trabajos.

A Meta no le va demasiado bien. El conglomerado de tecnología y redes sociales de Mark Zuckerberg, en el que se incluye Facebook, no pasa por su mejor momento económico. Desde su apuesta por el metaverso, las pérdidas de la compañía se acentúan.

De momento, la empresa no ve luz al final del túnel y planea reducir los gastos en al menos un 10% en los próximos meses, en parte a través de reducciones de personal, según informa The Wall Street Journal citando a fuentes internas. En otras palabras, Meta va a despedir a trabajadores, aunque no quiera hablar abiertamente en esos términos.

La empresa ya ha empezado a practicar lo que se conoce como despido silencioso con un buen número de trabajadores. La fórmula escogida: reorganizar los departamentos y dar a los empleados afectados una ventana limitada para postularse para otros roles dentro de la compañía, según apuntan a este medio fuentes internas de la propia compañía.

Meta está dando a estos trabajadores un tiempo limitado: 30 días para buscarse otro puesto (recolocarse) y si no tendrán que abandonar el barco. Este modus operandi ya ha sido bautizado por los empleados como la “Lista de los 30 días”, una especie de lista negra donde nadie quiere estar.

Esa forma de actuar no es nueva en la empresa de Zuckerberg. Según The Wall Street Journal, desde hace tiempo, los empleados cuyos roles se eliminan están sujetos a despido, si no pueden encontrar un nuevo trabajo internamente dentro de un mes. Algo que pone a los trabajadores contra la espada y la pared.

La compañía ha estado recortando los gastos operativos desde el tercer trimestre del año pasado, pero no ha sugerido previamente que reduciría el número de empleados. Todo un giro en sus intenciones.

No es el único gigante que está recortando plantilla. Google también ha requerido que algunos empleados soliciten nuevos trabajos si desean permanecer en la empresa. Algo que afectaría al departamento de startups de la compañía, que les ha dado 90 días de margen, de acuerdo con este medio.

Meta no vive sus mejores momentos económicos. En febrero, la compañía no reveló ningún crecimiento en el número de usuarios mensuales de Facebook, lo que provocó un colapso histórico en el precio de sus acciones.

Meta tiene como prioridad desarrollar nuevas tecnologías a partir del metaverso, pero de momento todo son pérdidas LVD

Le crecen los enanos o la competencia, con la apuesta de Instagram en Reels, su respuesta a la plataforma de video de formato corto de TikTok. Y la deceleración económica que se vive en todo el mundo tampoco ha ayudado en exceso.

La riqueza de Zuckerberg también se ha visto menguada. Su fortuna se ha reducido a más de la mitad, con pérdidas de 71.000 millones de dólares en lo que va del año, la mayor cantidad entre los ultrarricos rastreados por el índice de multimillonarios de Bloomberg. Ese declive en su patrimonio no se puede separar de Meta, porque el padre de Facebook posee más de 350 millones de acciones de la compañía.

Google mueve ficha (y planilla).

En Alphabet y Google también están tomando cartas en el asunto, y de hecho Sundar Pichai también realizó declaraciones el pasado mes de agosto y habló de cómo en la empresa se debería “pensar en cómo minimizar distracciones y subir el listón tanto en cuanto a productividad como en excelencia en nuestros productos”.

Siguiendo los pasos de Meta.

Según el Wall Street Journal, en Google también están obligando a algunos empleados moverse de divisiones y puestos si quieren mantenerse en la compañía. Entre los afectados están la mitad de los 100 empleados de su incubadora, la llamada Área 120, y les han dado 90 días para lograrlo. La empresa contaba con 174.014 empleados a finales del segundo trimestre de 2022, un 20,8% más que en el mismo momento de 2021.

Deja un comentario