El horario de verano vuelve este fin de semana en Estados Unidos, al igual que la controversia anual sobre su práctica

Recuerde los residentes en los Estados Unidos de Norte America que deben adelantar sus relojes una hora antes de irse a la cama el sábado por la noche. La mayoría de los teléfonos celulares, computadoras y otros dispositivos electrónicos hacen el cambio horario automáticamente a las 2 a.m.

Desde 2007, el horario de verano se extiende desde el segundo domingo de marzo hasta el primer domingo de noviembre, cuando los relojes se retrasan una hora para volver a la hora estándar.

El único poder que tienen los estados o territorios individuales bajo la ley es optar por no usar el horario de verano, poniéndolos en el horario estándar de forma permanente, como lo practican Arizona, Hawái, Guam, Samoa Americana, Puerto Rico y las Islas Vírgenes de EE.

Georgia es un estado que busca promulgar el horario estándar durante todo el año. Un proyecto de ley que fue aprobado recientemente por el Senado de Georgia también debe ser aprobado por la Cámara de Representantes de Georgia y ser firmado por el gobernador Brian Kemp antes de que se convierta en ley estatal.

¿Quién es responsable del tiempo?

El Departamento de Transporte (DOT) está a cargo del horario de verano y de todas las zonas horarias en los EE. UU. “La supervisión de las zonas horarias se asignó al DOT porque los estándares de tiempo son importantes para muchos modos de transporte”, según el sitio web del departamento.

El DOT dice que se observa el horario de verano porque ahorra energía, salva vidas al prevenir accidentes de tráfico y reduce la delincuencia.

Los defensores de un horario de verano permanente también dicen que hará de todo, desde reducir la delincuencia y la obesidad infantil hasta mejorar la economía y ahorrar dinero en costos de energía.

Para que lo considere, este horario termina a las 2:00 a. m. el Domingo 7 de noviembre

El debate de siempre tambien comienza

Lo ame o lo odie, nuestro ritual anual de principios de marzo, cambiar nuestros relojes al horario de verano, llegará a las 2 a.m. del domingo. Eso significa que también es hora de otro ritual anual: el debate sobre los pros y los contras de avanzar (en marzo) o retroceder (en noviembre). Mientras que algunas personas aman la luz del día al final del día cuando el clima se calienta, otras lamentan la pérdida de una hora de sueño.

Un “activista del tiempo”, Scott Yates de Denver, quiere que “acabemos con la barbarie de cambiar el reloj dos veces al año”. Yates, quien promueve el hashtag #LocktheClock, dijo que el impulso para poner fin al cambio de horario es más fuerte ahora que nunca.

“La vibra que estoy captando en todas partes es que es hora de hacer esto”, escribió en su sitio web. “Con todo lo que va mal en el mundo, al menos hagamos que los relojes funcionen. Ese es el sentimiento general que estoy captando por todas partes”.

Quince estados ya han promulgado leyes para hacer que el horario de verano o el horario estándar sea todo el año, dijo, poniendo fin a la práctica de cambiar nuestros relojes dos veces al año.

Los 15 estados: California, Florida, Delaware, Luisiana, Maine, Oregón, Idaho, Carolina del Sur, Tennessee, Utah, Washington, Arkansas, Georgia, Ohio y Wyoming.

En todo el mundo, más de 70 países observan el horario de verano. Se conoce como horario de verano en algunos países, incluido el Reino Unido y Europa.

Nadie está seguro de cuánta luz del día se “ahorra” realmente, a nivel mundial, cada año, aunque la física indica que no hay nada. Eso se debe a que la cantidad de luz del día no cambia realmente, por supuesto: efectivamente, simplemente la cambia de la mañana a la noche.

Deja un comentario