¿Los Seahawks están escuchando ofertas para dejar ir a Russell Wilson en el Carrusel salvaje de QB’s de la temporada baja?

En lo que ya se perfilaba como una serie de cambios de mariscales de campo más salvajes en las temporadas bajas en la historia de la NFL, pueden volverse aún más locas de lo que la mayoría hubiera considerado.

¿Te imaginas a Russell Wilson con cualquier cosa que no sea un uniforme de Seattle? Puede que no sea una propuesta tan loca como crees. Y aunque se necesitaría una oferta bastante jugosa para apartar a Wilson, los Seahawks en última instancia podrían estar dispuestos a ceder.

Según los informes, Wilson está frustrado por la incapacidad de los Seahawks para protegerlo. El siete veces Pro Bowler ha sido capturado al menos 41 veces en cada una de las últimas siete temporadas, incluidas 47 veces en 2020.

La línea ofensiva de los Seahawks ocupó el puesto 14 en el fútbol la temporada pasada, según Pro Football Focus. Más importante aún, ocuparon el puesto 16 en el grado de bloqueo de pases, que en realidad es la mejor marca durante el mandato de Wilson como mariscal de campo.

Regresando al tema de un posible intercambio ¿Lo conseguirían cuatro selecciones de primera ronda? ¿Cinco? Piense en grande, de cualquier manera es una especulación.

Porque con tantos equipos que ya están persiguiendo o reflexionando sobre intercambios de mariscales de campo, Matthew Stafford y Jared Goff ya cambiaron de lugar; Carson Wentz será el próximo en irse, y Deshaun Watson, Aaron Rodgers, Sam Darnold, Jimmy Garoppolo también podrían estar en movimiento en algún momento, ahora es el momento de ser completamente proactivos. Y, por lo que estoy escuchando, algunos ejecutivos emprendedores ya están husmeando a Wilson y tratando de mover el medidor.

Uno de ellos podría hacerlo, quizá no les gustaría quedarme fuera del proceso. Un mariscal de campo de este calibre y un hombre de este carácter (Wilson acaba de ganar el premio al hombre del año Walter Payton) marca todas las casillas posibles. Lleva una franquicia a los playoffs y es bueno para más de 10 victorias al año. Ha ganado con asombrosa regularidad en Seattle, casi exclusivamente sin mucha línea ofensiva y con esquemas poco creativos.

Estamos hablando de un miembro del Salón de la Fama de la primera votación con siete Pro Bowls, que está impulsado por ser un gran jugador de todos los tiempos. Este es alguien que mira a Tom Brady en otro Super Bowl y se pregunta, “¿Por qué no yo?” Quiere jugar hasta los 45 años y romper récords del Trofeo Lombardi también. Así es simplemente como está conectado, y si el clima actual parece algo menos que eso, bueno, eso duele.

Esto es lo que sabemos sobre Wilson: esta ansioso por ganar siempre, todos los años. Ha sido golpeado demasiado detrás del bloqueo. Tiene al menos una década de juego por delante y quiere maximizar su oportunidad de ganar de manera consistente. Y, dada la situación de su familia y el hecho de que su esposa es una figura mundial por derecho propio, bueno, no vemos a Russ y Ciara viviendo en una granja en las afueras de Green Bay, Wisconsin. Pero si la ciudad tuviera las cosas adecuadas y el personal y la plantilla se ven bien, y el equipo parece un ganador, o está lo suficientemente cerca, entonces quizá no esta lejos de que alguien hable por teléfono con el gerente general de los Seahawks, John Schneider, y vería en como se pueden arreglar

¿Cómo la ven?

Deja un comentario