Seattle y el estado buscan unirse al condado de King en el rescate multimillonario del Centro de Convenciones del Estado de Washington

La ciudad de Seattle y el estado de Washington están considerando unirse al condado de King en un posible rescate de $300 millones de la problemática expansión multimillonaria del Centro de Convenciones del Estado de Washington.

El proyecto del centro de convenciones de $1.9 mil millones, que comenzó en el 2018, ha estado en desorden financiero durante la mayor parte del año pasado, ya que la pandemia del COVID-19 ha devastado los ingresos por impuestos hoteleros que financian el proyecto.

Pine Street Group, el desarrollador del proyecto, ha amenazado con que la construcción podría cerrarse este año si no se asegura un plan para llenar la brecha presupuestaria de $300 millones, dejando un esqueleto de acero y concreto a medio construir en el corazón del centro de Seattle.

El ejecutivo del condado de King, Dow Constantine, dijo el mes pasado que el condado buscaría ofrecer al proyecto un préstamo a bajo interés de $100 millones de su fondo de inversión pública, que invierte fondos para agencias del condado y distritos escolares, de agua, alcantarillado y bomberos.

Constantine reiteró el miércoles que espera que el condado sea reembolsado a través de futuros ingresos por impuestos hoteleros, siempre y cuando la industria turística local se recupere.

Ahora, los líderes de Seattle y el estado de Washington dicen que estarían dispuestos, dependiendo de los detalles, a unirse para ayudar a llenar la brecha de financiamiento.

El proyecto de expansión de $1.9 mil millones del Centro de Convenciones del Estado de Washington ha estado en desorden financiero durante la mayor parte del año pasado, ya que la pandemia del COVID-19 ha devastado los ingresos fiscales de los hoteles que financian el proyecto. (Dean Rutz / The Seattle Times)

“Creemos que, en asociación con el estado de Washington y el condado de King, hay un camino a seguir para que la ciudad implemente un préstamo reembolsable a corto plazo o una forma equivalente de garantía de deuda”, escribió el vicealcalde de Seattle, Michael Fong, en una carta la semana pasada a la junta directiva del centro de convenciones.

Un préstamo de la ciudad requeriría la aprobación del Concejo Municipal, escribió Fong, diciendo que la oficina de la alcaldesa Jenny Durkan ha tenido “consultas iniciales” con el Concejo.

“Queda un trabajo importante”, escribió Fong, “pero en este momento, nuestro trabajo inicial y la evaluación preliminar es viable”.

Fong dejó en claro que la participación de la ciudad depende de que el estado y el condado también contribuyan.

El gobernador Jay Inslee también brindó un apoyo mesurado a la participación estatal en un rescate del proyecto del centro de convenciones y dijo que estaba “comprometido a encontrar una solución”.

“Mi personal y yo continuaremos trabajando con los líderes legislativos para encontrar la mejor manera de unirnos al condado de King y Seattle para proporcionar un préstamo puente de $315 millones al Centro de Convenciones”, dijo Inslee el miércoles en un comunicado de prensa, emitido por el centro de convenciones y el Grupo Pine Street. Anticipó que el proyecto se completaría, según lo programado, en el 2022.

La junta del centro de convenciones dijo el miércoles que estas “indicaciones de apoyo” son suficientes para que la construcción continúe, por ahora. Volverán a evaluar en marzo, dijo Frank Finneran, presidente de la junta directiva.

Los partidarios del proyecto lo han promocionado como crucial tanto para la economía actual de la región, que emplea a 1,000 trabajadores de la construcción, como para el futuro, como una herramienta para atraer visitantes de fuera de la ciudad para apoyar a unos 80,000 trabajadores de hoteles, restaurantes y turismo en el condado.

El proyecto de expansión del centro de convenciones se financiaría con la venta de bonos, respaldados por los ingresos fiscales de los hoteles (9% en Seattle y 2.8% en el resto del condado de King) para pagar la deuda.

Pero, desde que golpeó la pandemia, los hoteles del centro han tenido solo del 10% al 20% de sus huéspedes normales, según la Asociación del Centro de Seattle, y los ingresos del 2020 disminuyeron más del 90% con respecto al 2019.

Desde que comenzó la pandemia, se cancelaron al menos 67 convenciones en el centro, dijo la Asociación del Centro de Seattle. Las convenciones en todo el país se han vuelto virtuales o estancadas, y no hay garantías de una recuperación total después de la pandemia, incluso cuando las ciudades de todo el país continúan mejorando los centros de convenciones en una carrera armamentista para atraer a los viajeros de negocios a sus centros urbanos.

Fuente: seattletimes.com

Deja un comentario