Un caso de variante COVID-19 altamente contagiosa encontrada en el condado de Pierce

El Departamento de Salud del condado de Pierce anunció el domingo que han descubierto un caso de una variante de COVID-19 más contagiosa en el condado de Pierce.

El Departamento de Salud del Estado de Washington notificó a los funcionarios de salud del condado de Pierce sobre la variante el sábado por la noche.

Los funcionarios de salud dicen que la persona tenía síntomas leves y completó su período de aislamiento. Le hicieron la prueba la segunda semana de enero.

La persona no viajó fuera de Washington, sin embargo asistió a una reunión social.

El paciente tenía la variante B.1.1.7, también conocida como variante U.K. porque se descubrió por primera vez en el Reino Unido.

La variante se propaga más fácil y rápidamente que otras variantes, sin embargo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dicen que no hay evidencia concluyente de que cause casos más graves o un mayor riesgo de muerte.

El sábado, los funcionarios de salud del estado de Washington anunciaron los primeros casos confirmados de la variante en el estado.

Los dos casos se encontraron en residentes del condado de Snohomish.

La nueva variante del COVID-19 podría dificultar que las regiones pasen a la Fase Dos

Los funcionarios de salud dicen que sabían que era solo cuestión de tiempo antes de que se detectara la nueva variante en Washington. Muchos expertos creen que se convertirá rápidamente en la rama dominante en los Estados Unidos. El primer caso de la variante en el país se detectó el mes pasado en Colorado.

“Este no es el momento para relajarse o holgazanear”, dijo el Dr. Jeff Duchin, funcionario de salud de Salud Pública de Seattle y el condado de King.

Duchin dice que él y otros médicos esperan que esto no afecte las posibilidades de que la región de Puget Sound pase a la siguiente fase del plan “Washington saludable” del gobernador.

“La nueva variante lo hará más difícil y no puedo predecir si tendremos éxito o no. Espero que lo tengamos”, dijo Duchin.

El epidemiólogo estatal de enfermedades transmisibles, Scott Lindquist, dice que podemos determinar eso, en parte, a través del genotipado, que analiza la construcción genética de una secuencia específica de ADN.

Usarán esto para ver cuántas pruebas positivas de COVID-19 tienen esta variante y lo tendrán completamente en funcionamiento en un par de semanas.

“No es un momento para entrar en pánico, pero es un momento para estar alerta y realmente estar observando cuán predominante se vuelve esta cepa en el estado de Washington”, dijo Lindquist.

Pero saber que el condado de Pierce ahora también está viendo la variante significa que será cuestión de tiempo antes de que veamos brotar más en todo el estado.

“Todos necesitan redoblar sus esfuerzos”, dijo Chen.

Fuente: komonews.com

Deja un comentario