El jefe de policía de Seattle anuncia una política más dura para enjuiciar a los manifestantes que cometen actos de vandalismo

Las personas que destruyan propiedades durante las protestas callejeras serán arrestadas y procesadas bajo una nueva política más estricta coordinada con el fiscal de la ciudad de Seattle, Pete Holmes, anunció el sábado el jefe interino de policía de Seattle, Adrián Díaz. 

La ejecución comienza el sábado por la tarde, cuando se espera que comience una manifestación en Occidental Park. 

Díaz dijo que ha querido tomar medidas enérgicas contra la destrucción de propiedades durante meses y, en su opinión, se está volviendo claro, especialmente después de que comenzó la nueva administración Biden esta semana, que los manifestantes violentos y los vándalos no están promoviendo una causa. 

“Están enfocados en crear incendios, romper ventanas, y estas son cosas en las que debemos trabajar”, dijo. 

En algunos casos, los sospechosos de delitos de menor nivel no fueron encarcelados el año pasado debido a las preocupaciones sobre la propagación del coronavirus.

Díaz habló el sábado desde la plaza del Precinto Oeste en Virginia Street, donde una pared de bloques de concreto de 6 pies de altura protege la entrada con puerta de vidrio. 

Sus declaraciones siguen a una protesta en el Día de la Inauguración donde algunos participantes rompieron algunos escaparates y gritaron improperios dirigidos al presidente Joe Biden.

Díaz dijo que la policía ha arrestado a unas 600 personas por una serie de actos durante las acciones callejeras desde la primavera pasada y, a menudo, los delitos menores no han sido procesados. Dijo que las autoridades tomarán una línea especialmente dura con las personas que han sido arrestadas “cuatro o cinco veces” por vandalismo. 

El cambio de política, anunciado apresuradamente el sábado, estuvo en discusión durante los últimos días con el fiscal de la ciudad, dijo Díaz. 

“Estaremos procesando estos delitos a partir de ahora”.

“Cuando no tenemos ninguna forma de responsabilidad para la gente, y muchos de ellos vienen de fuera de la ciudad, ellos continuarán haciendo esa actividad y no podemos tener eso”, dijo Díaz.

Se realizaron tres arrestos el miércoles por la noche, dijo, incluido un presunto asalto. 

El sábado se desplegarán oficiales adicionales en las calles del centro, dijo Díaz, sin dar números. Los oficiales del departamento de policía están coordinando con la Patrulla del Estado de Washington para disuadir a las personas de ingresar a las autopistas y a los oficiales federales que defenderían los edificios federales.

Díaz dijo que junto con el COVID-19, el daño a la propiedad es un factor en la pérdida de más de 100 negocios en el centro de la ciudad el año pasado.

Fuente: seattletimes.com

Deja un comentario