Jon Ossoff al 98% se adjudica la victoria en la elección en Georgia que le daría a los demócratas el control del Senado de EE.UU.

Los conteos al 98% le dan una diferencia de más de 15 mil votos sobre el republicano David Perdue, pero los grandes medios todavía no declararon el resultado

El candidato demócrata Jon Ossoff se adjudicó este miércoles la victoria en la segunda elección senatorial celebrada el martes en Georgia, un triunfo que, si se confirma, le dará el control de la Cámara Alta al partido del presidente electo, Joe Biden.

“Georgia, gracias por la confianza que me han otorgado”, dijo en una breve declaración. Los grandes medios estadounidenses aún no le han dado, sin embargo, la victoria ante el senador republicano David Perdue.

Con los conteos al 98%, Ossoff tiene el 50,2% de los votos, mientras que su rival lleva el 49,8%, con una diferencia de más de 15 mil sufragios. En noviembre, Joe Biden ganó ese estado por un margen de 12 mil votos sobre Donald Trump.

Horas atrás, se proclamó el triunfo del demócrata Raphael Warnock derrotó a la senadora republicana Kelly Loeffler en los comicios de segunda vuelta en el estado, según las proyecciones de los principales medios de comunicación, y se convertirá en el primer afroamericano de Georgia en la Cámara Alta.}

Jon Ossoff y Raphael Warnock, en un evento de campaña junto al presidente electo, Joe Biden (Reuters)

Con ello, la conformación del Senado queda dividida exactamente en 50, pero el desempate es decidido por la vicepresidencia, que quedará en manos de Kamala Harris desde el 20 de enero. Con ello, las dos cámaras del Congreso tendrán mayoría demócrata y allanan el camino para que Joe Biden pueda nombrar su gabinete y avanzar en varias de las reformas prometidas en campaña.

El presidente saliente, Donald Trump, había intentado animar a los republicanos a salir en masa a votar, teniendo en cuenta que la participación suele bajar en elecciones legislativas. Sin embargo, enviaba mensajes conflictivos, al denunciar un presunto fraude del sistema electoral en los comicios presidenciales, lo que restaba credibilidad entre sus simpatizantes. La doble derrota sería un golpe muy duro en un estado tradicionalmente conservador y que marca la difícil tarea de los republicanos en la era post Trump.

El mandatario tiene previsto hablar con sus seguidores este miércoles en Washington, que han empezado a reunirse cerca de la Casa Blanca ante una fuerte presencia policial, en el marco de la reunión del Congreso en la que debe confirmar formalmente los votos electorales conseguidos por el demócrata en las presidenciales de noviembre (306 contra 232).

Fuente: Infobae con información de AFP y EF

Deja un comentario