Cuatro apuñalados y decenas de detenidos tras la manifestación trumpista en Washington

Seguidores del presidente republicano se enfrentaron con opositores la noche del sábado. El presidente asegura que su batalla para revertir la derrota electoral “no ha terminado”

La manifestación de seguidores del presidente Donald Trump este sábado en Washington, para protestar contra un supuesto fraude electoral del que no hay pruebas, acabó con al menos cuatro apuñalados y 23 detenidos. La violencia se volvió a apoderar de ciertos sectores de la capital estadounidense en un clima de gran polarización política. El presidente republicano ha insistido de nuevo este domingo en que su batalla por revertir los resultados “no ha terminado”.

La protesta del sábado había estado marcada por discursos incendiarios. Los seguidores más extremistas de Trump hablaron de “luchar con valentía” para “defender la república”. “Sacaremos a Joe Biden, de una forma u otra”, advirtió el propagador de teorías conspiratorias y locutor radiofónico Alex Jones. “El Supremo no va a decidir quién es el próximo presidente; nosotros, el pueblo, lo haremos”, sostuvo el exconsejero de Seguridad Michael Flynn, en relación a las demandas republicanas desestimadas por el máximo tribunal del país.

Por la noche, los más de 100 agentes antidisturbios desplegados en las calles se vieron superados cuando partidarios y detractores de Trump lograron encontrarse en distintos puntos de Washington. A las nueve de la noche, la policía había detenido a 23 personas, 10 de ellas acusadas de delitos menores, seis de agredir a agentes de policía y otras cuatro de iniciar disturbios.

Al menos cuatro personas fueron apuñaladas cerca de Harry’s Bar, un punto de reunión de los Proud Boys, una organización de extrema derecha que el FBI vincula con el supremacismo y la misoginia. Varios de sus miembros llevaban cascos y chalecos antibalas. Las víctimas fueron trasladadas al hospital con lesiones muy graves, dijo al diario The Washington Post el portavoz de los bomberos, Doug Buchanan. La jornada dejó al menos ocho heridos, incluidos los cuatro apuñalados y dos agentes, informó la policía.

La violencia suscitada por los seguidores y detractores de Trump no ocurrió solo en la capital estadounidense. La policía de Olimpia, en el Estado de Washington, informó de un altercado en la ciudad que acabó con un herido de bala. Los informes no precisan su estado de salud. Por la mañana se había celebrado una manifestación para “detener el robo electoral” y otra contra la injusticia racial.

La movilización se produjo un día después de que el Supremo rechazase una demanda impulsada por Texas para anular los resultados de cuatro Estados clave en la victoria del demócrata Joe Biden, lo que deja prácticamente sin opciones a Trump. Pese a ello, en una entrevista con la cadena Fox, el republicano ha insistido este domingo en que su batalla por seguir en la Casa Blanca “no ha terminado”. Los miembros del Colegio Electoral deben pronunciarse hoy y ratificar el resultado de las urnas, que deberá ser confirmado el 6 de enero por el Congreso. Algunos quieren dar la batalla hasta ese día.

Fuente: elpais.com

Deja un comentario