Tono tenue para la celebración del Black Friday y la iluminación del árbol en Seattle

Un comienzo reducido de la temporada navideña se exhibió en el centro de Seattle para el Black Friday. Los compradores mostraron mucha más cautela durante la pandemia, hasta el punto en que las multitudes eran escasas para una tradición de iluminación de árbol que normalmente atrae a miles de personas.

Aún así, las empresas están tratando de aprovecharlo al máximo y dicen que el Black Friday fue un paso en la dirección correcta.

“Estamos muy contentos con el negocio que obtuvimos”, dijo Ben Prisament, gerente de tienda de John Fluevog Shoes. “No se puede comparar con 2019. No se puede. Es un mundo diferente”.

Los estilos hechos a mano en John Fleuvog Shoes son un pilar de Seattle y Prisament dijo que incluso en estos tiempos difíciles los clientes están mostrando su lealtad.

“Sería genial que la gente siguiera apoyando a la industria local, y creo que la gente lo hace”, dijo Prisament.

Sin embargo, en general, las diferencias fueron marcadas. En comparación con los inicios festivos anteriores, las calles del núcleo comercial parecían especialmente vacías.

“Cuando vienes aquí, puedes sentir que no es lo mismo”, dijo Renee Legaux, quien salió a disfrutar de las vistas y hacer algunas compras navideñas.

Los comerciantes están haciendo los ajustes extendiendo los descuentos del Black Friday durante toda la semana y expandiendo su presencia en línea.

“Siempre habíamos hecho un poco de online, pero como muchas empresas, teníamos que averiguar cómo hacer la transición a principalmente online hasta que pudiéramos realmente poner en marcha la tienda de nuevo”, dijo Prisament.

Este año, 140 negocios del centro de Seattle se han cerrado, principalmente debido a la pandemia.

La Asociación del Centro de Seattle (DSA) ha estado ocupada tratando de promover los que quedan.

“Estos negocios han estado ahí para nosotros durante la pandemia. Es nuestro momento de devolver el favor para ayudarlos a pasar al otro lado de este problema”, dijo James Sido, portavoz de la DSA.

Ese sentimiento lo comparten muchos compradores.

“No te das cuenta de cuánto afectan realmente esas pequeñas empresas a la ciudad y el ambiente de todo”, dijo Legaux. “Es como si no supieras lo que tienes hasta que se acaba”.

Si bien las grandes tiendas y los gigantes en línea ofrecen mucha conveniencia, los dueños de negocios locales piden que si las personas tienen dinero para gastar estas fiestas, pongan su dinero en lugares que creen que es importante mantener.

Fuente: komonews.com

Deja un comentario